Categorías

Nuestra tienda usa cookies para mejorar la experiencia de usuario y le recomendamos aceptar su uso para aprovechar plenamente la navegación.

close


sello-doble-75.png

Cajas Registradoras

Filtro de productos

Promoción

metodos de pago

Cajas Registradoras

13 Productos

Cajas Registradoras

   


Cuando acudimos a establecimientos dedicados a la venta, ya sea de pequeñas o de grandes dimensiones, encontramos que la gran mayoría de ellos tienen algo en común: la caja registradora.

Estamos tan acostumbrados a ver esta herramienta de cobro, que como consumidores no solemos prestar atención a qué modelo es o de qué manera funciona. Sin embargo, se trata de un dispositivo imprescindible para cualquier negocio que se dedique a la venta, pues permite llevar un control de las ventas que se llevan a cabo y del dinero que se deposita en el cajón portamonedas. La mayoría, además, imprimen un ticket tras finalizar la compra que puede servir de factura o recibo.

TPVDATA, la mejor opción para comprar una caja registradora Olivetti

Cuando se empieza de cero un negocio dedicado a la venta, uno de los factores claves a tener en cuenta es el equipamiento que se va a necesitar. En función del tipo de establecimiento que vaya a ser, deberán instalarse unas herramientas u otras. No obstante, comprar una caja registradora es algo indispensable en la gran mayoría de comercios, así como una impresora que imprima los tickets de compra.

Es habitual si no se conoce el sector sentirse perdido a la hora de comprar una buena caja registradora u otros dispositivos electrónicos. En TPVDATA queremos hacerle más fácil la búsqueda y posterior compra, por lo que le ponemos a su disposición cajas de la reputada marca Olivetti y todos los accesorios que pueda necesitar.

En nosotros encontrará un distribuidor seguro, de calidad y en el que podrá confiar para el mantenimiento y servicio técnico de sus dispositivos. Consulte nuestra página web e infórmese.

¿Cuál es su historia y posterior evolución?

Aunque a día de hoy veamos la caja registradora como algo normal, hubo un tiempo en que no había manera de llevar tanto control y evitar robos.

Precisamente por eso, para evitar que los empleados cogieran dinero sin control de su negocio, James Ritty decidió en el año 1879 crear un dispositivo que controlara las ganancias. Para hacer que funcionara, se fijó en el mecanismo de un propulsor de un barco a vapor.

Más tarde Ritty decidió vender sus derechos a Jacob H. Eckert, y éste a su vez a John H. Patterson, quien mejoró la caja registradora añadiéndole un rollo de papel (el ticket) y rebautizó la National Manufacturing Company como National Cash Registrer (NCR).

Poco a poco fueron añadiéndose mejoras y cambios, como el motor eléctrico, la conexión de red, los lectores de códigos de barras y de tarjetas o el registro de stock, hasta llegar a lo que a día de hoy entendemos como caja registradora.